sábado, 2 de julio de 2011

Dipladenia, Mandevilla, Jazmín chileno




Nombre latino: Mandevilla sanderi 'Rosea' sin. Dipladenia sanderi 'Rosea'
Nombre común o vulgar: Dipladenia, Jazmín chileno, Jazmín de Chile, Mandevilla, Jazmín de Jujuy, Jazmín de Argentina

- Familia: Apocynaceae (Apocináceas).
- Origen: Sudamérica, Argentina, Brasil.
- Altura: 2-3 m.
- Hojas coriáceas de color verde brillante, persistente.
- Sus llamativas flores atrompetadas están sostenidas sobre largos pedúnculos que aparecen al principio del verano formando pequeños racimos.
- Flores rosas o blancas.
- Desprenden un apreciado perfume.
- Precaución: esta planta es tóxica si se ingiere.
- Luz: ambiente muy luminoso, pero evite el sol directo en las horas más abrasadoras y los climas calurosos.
- Temperaturas: cuando se acerque la época de las heladas es aconsejable introducir la Mandevilla al interior del hogar ya que no tolera el frío.
- Humedad: si está en interior, en invierno cuidado con la calefacción, ya que reseca mucho el ambiente. Pulverizar varias veces a la semana las hojas o colocar sobre un plato con grava mojada.
- Suelo rico, compuesto de turba y arena.
- Buen drenaje porque el exceso de agua le perjudica.
- Regar con asiduidad (3 veces por semana), sobre todo en primavera y verano.
- Reducir el riego en el periodo de reposo invernal (en el Hemisferio Norte, enero-febrero).
- Abonado cada 15 días en el periodo de floración.
- Es bueno pellizcar las plantas jóvenes para lograr un planta más tupida y colocar una estaca que guíe su crecimiento.
- En otoño o al final del invierno podar las ramas principales hasta el tercer o cuarto nudo.
- Plagas: sensible a araña roja y cochinillas por atmósfera cálida.
- Multiplicación: en primavera por semillas; en primavera o en verano por esqueje leñoso (bajo plástico).
- Puede hacerse en arena mediante esquejes de unos 10 cm de largos a los que debe limpiarse primero con agua templada el látex que desprenden por el corte, con calor de fondo a finales de primavera aprovechando la poda, tapar con plástico o cristal.
Dipladenia sanderi: su entutorado
¿Cual es el lugar más adecuado para su plantación?
Lo primero es elegir el lugar del jardín donde se encuentre la estructura sobre la que se va a apoyar durante su crecimiento trepador. Este debe de estar lo más soleado posible y tener un suelo fértil para que crezca sin problemas.
¿Qué estructuras de apoyo son mejores para su guiado?
Cualquiera que permita que sus ramas puedan enrollarse sobre ellas. Estas pueden ser vallas, celosías, estructuras de alambre preparadas especialmente para su sujeción, etc.

¿Cómo realizo el atado de las ramas?
Realmente no es un atado en sí. La Dipladenia, en su desarrollo, crece enrollando sus ramas de forma natural sobre la estructura o elementos sobre los que crece. El atado es como apoyo a su sujeción natural o para provocar un cambio deseado de dirección de su crecimiento.
La compré como planta arbustiva ¿Qué tengo que hacer?
Quitarle la maceta y plantarla lo más cerca posible de la estructura sobre la que se va a desarrollar. A partir de ese instante, ayudar mediante algún material de atado el guiado inicial de sus ramas con el cuidado de no apretar las ataduras.
La compré como planta trepadora ¿Qué debo de hacer?
Lo mismo que en el caso anterior, pero como la Dipladenia ya tiene una estructura inicial de trepado, debemos prestar especial cuidado en ‘desenredar’ sus ramas para que no se rompan. A partir de ahí, proceder al su primer guiado para dirigir su crecimiento ya orientado.

¿Cada cuanto tiempo debo de guiar sus ramas?
Como decimos, la Dipladenia, con su forma natural de sujeción durante su crecimiento, va trepando enrollando sus ramas en la estructura sobre la que crece. Sólo cambiaremos su orientación cuando por cuestiones de espacio o estética, deseemos que crezcan sus ramas en otros sentidos a los que llevaba de forma espontánea.

Fuente: http://fichas.infojardin.com/listas/a.htm

Frases, Refrán, Piropos