sábado, 2 de julio de 2011

Geranios, Geranio real, Pelargonium



- Nombre científico o latino: Pelargonium x domesticum
- Sinónimo: Pelargonium grandiflorum
- Nombre común o vulgar: Geranio pensamiento, Geranio real, Malvón pensamiento.

- Familia: Geraniaceae.
- Origen: Sudáfrica.
- Planta perenne, erguida, muy ramificada.
- Alcanza de 0,50 a 1,50 m de altura.
- Hojas: reniformes, redondeadas en el borde superior, de 5-8 cm de diámetro.
- Flores: grandes de 4-6 cm de diámetro, con pétalos de color blanco hasta casi negro; los dos superiores con manchas oscuras.
- Existen multitud de híbridos, y cada año aparecen nuevos, con forma y colores diferentes que se presentan a las ferias internacionales de floricultura.
- Época de floración: primavera-verano.
- Usos: para adornar arriates y maceta.
- Luz: a pleno sol, siempre y cuando se satisfaga el riego.
- Temperaturas: no son plantas muy resistentes, por lo que se debe asegurar su conservación en el interior o invernadero durante el invierno si es un clima con heladas.
- Suelo muy bien drenado para evitar encharcamientos que producirían pobredumbre de las raíces.
- Riego moderados, procurando que no se encharquen.
- Abonado: desde que comience la floración, aportar abono para plantas de flor cada 15 días.
- Durante el periodo de floración, retirar las flores marchitas para favorecer el crecimiento de las nuevas.
- Poda de acortamiento en primavera.
- Cambio de maceta cada año.
- Multiplicación por esquejes antes o despues de la floración.


El nombre botánico de la familia Geraniaceae proviene del griego “geranos”, que significa grulla, pues el fruto de esta planta se parece al pico de estas aves. A estas especies se las conoce comúnmente como geranios o pelargonios, y de ellas existen alrededor de 300, casi todas de África austral.
El cultivo de geranio constituye una de las principales producciones de especies ornamentales en Europa, donde se comercializan unas 600 millones de plantas al año.
En México, los curanderos lo utilizan para tratar y purificar a sus pacientes a quienes cepillan con geranios rojos, ruda y pimiento.
Por sus ricos aceites esenciales de agradable aroma, se utiliza ampliamente en la industria del perfume y como gran repelente de mosquitos.
En aromaterapia también es muy valorado, pues tiene propiedades que inspiran paz y armonía. Asimismo, se le emplea para ayudar a vencer la timidez, atraer buena fortuna y despertar el ánimo en personas pesimistas.
En fitoterapia, el geranio se utiliza por sus propiedades analgésicas, relajantes y astringentes. También es considerado un buen antiséptico, antidepresivo y diurético. Posee una potente acción antiinflamatoria y cicatrizante, por lo que resulta especialmente indicada en problemas de la piel, como úlceras, hongos, aftas de la boca e inflamación de las encías.
Por su acción normalizante sobre el sistema nervioso, es útil en la sobreexcitación infantil.
MAGIA:
Todos los geranios cultivados en el jardín o dispuestos al interior de la casa como flor cortada son protectores. También, y con el mismo propósito se emplean en saquitos, o se frotan hojas frescas en puertas y ventanas.
Se dice que el pelargonio protege de las serpientes y que las brujas suelen plantarlo en grandes extensiones, bordeando sus casas. Ambas creencias se deben a la gran sensibilidad que tiene esta planta, que al más mínimo toque se agita por completo, dando aviso con sus movimientos, de cualquier tipo de visita.
Sus flores, mágicamente cargadas, incluso señalan la dirección por la cual los extraños se aproximan. Se dice que las de flores rojas ofrecen protección y fortalecen la salud; las rosadas se usan en hechizos de amor y las variedades blancas aumentan la fertilidad.
Los geranios poseen diferentes aromas; a nuez moscada, a limón y a menta entre otros, y cada uno de ellos goza de las propiedades mágicas del olor que se desprende de ellos.
Hay más de 250 especies del género Pelargonium, de lo que llamamos 'geranios'. Sin embargo, a la venta, encontramos 4 tipos:
• Geranio común
 Geranio común - Pelargonium x hortorum
Este es el típico geranio que conocemos todos. Son híbridos de Pelargonium zonale y Pelargonium inquinans y, a veces, se denominan Pelargonium x hortorum.
• Gitanilla o Geranio de hojas de hiedra
 Gitanilla - Pelargonium peltatum
Híbridos de Pelargonium peltatum. Tiene porte colgante y son muy populares igualmente. ¿Quién no conoces las gitanillas?
• Pelargonio de pensamiento
 Geranio de pensamiento - Pelargonium grandiflorum
Híbridos de Pelargonium grandiflorum. Son los mejores para cultivarlos en una habitación. Menos habituales que los otros dos.
• Geranios de olor
 Geranio de olor - Pelargonium graveolens
Se trata de varias especies que tienen las hojas aromáticas: Pelargonium capitatum, Pelargonium crispum, Pelargonium graveolens,...
CULTIVO
 LUZ
• Sol, sí, pero mejor si tiene algo de protección en las horas centrales del día en verano. En climas muy calurosos está mejor en semi-sombra.
• Dentro de casa se pueden cultivar en una ventana orientada al sur para que reciba mucha luz y sol parte del día. La mejor especie para el cultivo en interior es el tercer tipo que citaba arriba, el Pelargonio de pensamiento (Pelargonium grandiflorum).
• La sombra provoca que la planta se 'ahile', es decir, que crezca larguirucha. Además, da pocas flores.
 TEMPERATURA
• Los geranios son frioleros y no resisten las heladas (temperatura por debajo de 0ºC). En climas donde sean habituales hay que protegerlos en invierno.
• Si están en maceta, a mediados de otoño mételo en casa y ponlos en una habitación luminosa, sin calefacción y bien ventilada. Dejándolo fuera habría que cubrir con un plástico con agujeros.
• Si están plantado en el jardín, antes de las primeras heladas, extráelos de la tierra, recorta las raíces y dale una poda fuerte. Guarda en un cajón con sustrato en interior fresco.
 RIEGO
• Quiere poca agua, ya que el exceso pudre los tallos.
• Odia los encharcamientos. Dale buen drenaje.
• No mojes hojas ni flores al regar, podrían quemarse con el sol. Tampoco pulverices al geranio.
• En primavera y verano riega unas 2 veces por semana. En otoño con 1 riego semanal es suficiente y en invierno apenas riegues, a no ser que mantenga la flor.
 ABONO
• Aporta un poco de fertilizante líquido para plantas de flor 1 vez cada 15 días en floración.
• La carencia de nutrientes provoca un crecimiento lento, apagado, amarilleamiento de las hojas y escasas flores.
 PODA DE GERANIOS
• Al final de invierno o principios de primavera dale una poda severa cerca del suelo. De esta forma estimularás la emisión de nuevos brotes. Aprovecha el material para hacer esquejes.
• Despunta con frecuencia para que emita brotes laterales; cuantos más tallos, más flores.

MULTIPLICACIÓN
Cada año haz esquejes para obtener nuevos ejemplares e ir renovando los viejos, que van degenerando. Los ejemplares jóvenes florecen más y mejor.
1. Puedes hacerlo en casi cualquier época del año, puesto que agarran con facilidad, aunque la mejor época es en otoño.
2. Aprovecha restos de la poda, siempre que sea material sano, por supuesto.
3. Corta esquejes de unos 10 cm. justo por debajo de un nudo.
4. Elimina las hojas inferiores y deja las 2 pares de hojas del extremo.
5. Deja secar el corte toda la noche antes de plantarlos al día siguiente en macetas o bandejas con turba. Haciéndolo así, arraigarán mejor. Otra cosa para favorecer la emisión de raíces y que prosperen casi todos los esquejes, es impregnar la base con un poco de polvo de hormonas de enraizamiento.

Fuente: http://fichas.infojardin.com/listas/a.htm

Frases, Refrán, Piropos