sábado, 2 de julio de 2011

Guzmania, Guzmania spp



- Nombre científico o latino: Guzmania spp.
- Nombre común o vulgar: Guzmania

 
 Luz
Guzmania necesita un lugar bien iluminado y cálido.
Hay que evitar los rayos de sol directos sobre la planta porque podrían echarla a perder.
Requiere mucho calor y atmósfera muy húmeda.

Humedad
Para que la floración se prolongue más tiempo necesita un ambiente muy húmedo. Pulveriza a diario Guzmania sobre el follaje con agua no calcárea.

Riego
En verano riego de Guzmania frecuente, con agua tibia y no caliza. Utilizar agua de lluvia o descalcificada. Echar agua en el cogollo y axilas. Cámbiala 2 ó 3 veces al mes.
Durante el periodo de crecimiento regar con agua preferiblemente de lluvia o mineral, y mientras no esté en flor cuidar que haya agua en la roseta de hojas; en invierno espaciar los riegos.
Cada ocho o diez días, sumergir la maceta en agua.
Abonado
En época de crecimiento hacer aportes de abono para orquídeas. Muy ligero puesto que su crecimiento es escaso.

Multiplicación
Son plantas de larga duración que se multiplican utilizando los brotes laterales, pero no conviene retirarlos de la planta madre hasta que no estén bien desarrollados.
Multiplicación por separación de los brotes que aparecen en la base de la planta madre.
Una vez que haya florecido la Guzmania, es mejor desecharla por el aficionado. Las plantas mueren, pero pueden multiplicarse extrayendo con raíces los hijuelos que salen en la base. El problema es que tardan años en emitir flores.

Guzmania ( Especies )
Existen aproximadamente 120 especies de guzmanias, todas ellas nacen espontáneamente en las zonas tropicales de América del Sur. Al ser plantas tropicales, son muy sensibles al frío. Entre las especies más características se encuentran:
- Guzmania lingulata
- Guzmania monostachia
- Guzmania sanguínea
 Guzmania ( flores )
Lo que parecen flores de color rojo son en realidad brácteas superpuestas que forman una larga espiga de unos 25 centímetros de altura. Esta es al principio verde y poco a poco se va convirtiendo en rojo fuerte. Después de largo período, que en algunos casos puede llegar a los dos años, nacen las flores que tienen un período de floración muy breve, de normalmente un par de días. Una vez se ha producido la verdadera floración, la planta empieza marchitarse y se muere.

 Guzmania ( Riego )
Como todas las bromeliáceas, la Guzmania no necesita un riego del terreno especial, aunque esta deberá estar siempre un poco húmeda y. Al tratarse de una planta de clima tropical, necesita una húmedad constante para ello, en vez de regar profusamente el suelo, depositemos agua en la copa que forman sus hojas, de manera que siempre haya un par de dedos en la misma. Lo mejor es regarla con agua que no tenga cal, para lo cual utilizaremos preferentemente agua de lluvia, la herviremos o utilizaremos un descalcificador. Para evitar la aparición de hongos debemos vaciar la copa central cada 15 días y sustituirla por agua nueva..
El exceso de humedad en el terreno tampoco es bueno y produce podredumbres en la parte inferior de la roseta foliar donde aparecen manchas negras. De aparecer estas, es mejor suspender los riegos.
 Guzmania (Exposición)
Es una planta de interior que prefiere lugares bien iluminados pero no directamente al sol. No le gusta a los ambiente resecos, por ello es conveniente mantener el recipiente foliar siempre con agua, especialmente en verano. Tampoco debemos dejar que la tierra se reseque completamente, lo cual, junto una humedad ambiental baja, haría que las puntas de las hojas se secarán. Para que esto no ocurra, es conveniente vaporizar la hojas un poco cada día.
 Guzmania ( Multiplicación)
La planta se reproduce a partir de los rebrotes que nacen junto a base de la planta madre. Por ello, separaremos con cuidado el rebrote por debajo de las raíces que la unen a la planta principal y la plantaremos en una nueva maceta. Es necesario mantener la nueva planta de en lugar cálido y proporcionarle la húmeda necesaria. Al cabo de unos días, se habrá aclimatado con toda naturalidad y dispondremos de nuevo ejemplar. Este método se hace necesario para perpetuar la especie cuando una planta ha florecido definitivamente y se secará dentro de poco tiempo.
 Guzmania ( Terreno y enfermedades)
Estas plantas prefieren un terreno ácido, con un buen contenido en turba. No le gustan los terrenos calcáreos. Una mezcla de tierra de jardín, turba y arena sería lo ideal.
Es una especie que agrade que la tierra sea rica en nutrientes por lo que resulta muy práctico abonarla cada 15 días, especialmente en primavera o verano. Se puede añadir un poco de abono universal al agua de riego o algo de abono foliar.
Las Guzmanias son muy fáciles de cultivar y no presentan muchas enfermedades. Los enemigos principales son los pulgones que dejan una capa pegajosa en sus hojas y que se reproducen con facilidad en ambiente secos. De sospechar la presencia de estos animales, es mejor aplicar un insecticida adecuado e incrementar el riego.


Fuente: http://fichas.infojardin.com/listas/a.htm

Frases, Refrán, Piropos